Loading...
Who We Are 2017-02-02T00:56:09+00:00

El Convento del Santo Desierto de Tenancingo

El Santo Desierto propicia una atmósfera de reflexión y un espacio de tranquilidad que seguramente no has disfrutado en mucho años.

Aunque su construcción data de hace dos siglos, cuenta con todos los servicios para que tu y tu pareja se puedan concentrar en hablar sobre su relación y lo que quieren de ella en un futuro.

La naturaleza y el silencio propician un ambiente de tranquilidad que te beneficiará en todos los niveles: contigo mismo, con tu pareja, con tu familia y mejorará tu desarrollo espiritual.

Nuestra historia

Después de habitar por casi dos siglos el Desierto de Cuajimalpa, los carmelitas se cansaron del sitio y quisieron trasladarse a otro lugar más alejado, construyendo un edificio nuevo. En el capítulo provincial de 1870 se decidió el traslado, escogiéndose para nuevo asiento los montes de Nixcongo que, junto con la Hacienda de Tenería, eran propiedad del convento del Carmen de Toluca.

La leyenda

Cuenta que un día una tormenta amenazaba a Tenancingo con una inundación tan grande que mataría a toda la gente que se quedara entonces fueron a ver a el fray Franciscano que rezara para que no se inundara Tenancingo y el fray se vino desde el Desierto hasta Tenanacingo Caminando y rezando.

“El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa.”

San Juan de la Cruz

“Descubre tu presencia, y máteme tu vista y hermosura; mira que la dolencia de amor, que no se cura sino con la presencia y la figura.”

San Juan de la Cruz

“Ni ya tengo otro oficio; Que ya sólo en amar es mi ejercicio.”

San Juan de la Cruz